Vacaciones de invierno: libros para leer en casa

Con el fin de incentivar la lectura durante las vacaciones escolares y que éste se vuelva un proceso familiar, de entretención y de aprendizaje, Crecer con Todos les recomienda diferentes textos para que los más pequeños disfruten en su hogar.

También puedes hacer click aquí y leer nuestra nota.

Los libros recomendados son:

1. “Cosita linda” de Anthony Brown (Editorial Fondo de Cultura Económica) Este libro potencia el valor de la amistad y es recomendado para niños a partir de los 4 años.

2. “La otra orilla” de Marta Carrasco (Ediciones Ekaré) Esta historia invita a reflexionar sobre la integración, la diversidad y la riqueza de las diferencias culturales. Se recomienda para niños a partir de los 6 años.

3. “Pequeño Azul y Pequeño Amarillo” de Leo Lionni (Editorial Kalandraka) Esta historia, contada a través de los colores y simbolismos, habla acerca de la riqueza de la diferencia, haciendo que nuestras interacciones se potencien. Es un libro recomendado para niños a partir de los 4 años.

4. “Los fantásticos libros voladores del Sr. Morris Lessmore” escrito por William Joyce e ilustrado por Joe Bluhm (Editorial Zig-Zag) Este texto invita al lector al mundo de las palabras, de las historias y del amor por los libros traspasándose de generación en generación. Es recomendado para niños a partir de los 8 años e está inspirado en el cortometraje ganador del premio Oscar 2011.

5. “Sapo y el forastero” de Max Velthuijs (Ediciones Ekaré) Este libro invita a conversar e indagar sobre la diversidad como fuente de riqueza. Está recomendado para niños a partir de los 5 años.

Para generar el ambiente propicio y obtener resultados positivos, pueden realizar las siguientes preguntas:

Antes de la lectura

Según la portada del libro y su título preguntarle al niño ¿De qué crees que tratará este libro? Si no se obtiene respuesta, se le puede guiar comentándole sobre el contenido.

Después de la lectura

Una vez leído el libro se propone preguntarle al niño sobre algún hecho que le haya llamado su atención, sobre alguno de los personajes y la conducta que éste tuvo en la historia o detenerse en detalles del ambiente donde ocurren los hechos.

También es importante realizar preguntas literales como por ejemplo “¿por qué crees que el sapo se comportó así?” o involucrar al niño en la conducta con “Tú, ¿qué harías?”. Todo, indagando en sus respuestas con preguntas “¿Por qué, cómo, cuándo?”.